sábado, 18 de marzo de 2017

Expropiación Petrolera 1938 y reforma energética (privatización) 2013:

   
México a 18 de marzo de 2017.             Boletín # 9.          

Expropiación Petrolera 1938 y reforma energética (privatización) 2013:

La expropiación petrolera fue un acto heroico del pueblo de México y los trabajadores petroleros, en contra de los intereses de las trasnacionales de aquella época, las cuales solo se dedicaban a saquear y robar los recursos naturales, así como a la explotación de los trabajadores mexicanos. La pobreza el 
hambre y la muerte son las premisas que se aprecian en ese período.

Las empresas trasnacionales fueron invitadas por Porfirio Díaz en 1901, con la finalidad de que explotaran el petróleo, sin cobro de ningún tipo de interés o impuesto. Porfirio creía que en el País no había petróleo, además de que le interesaba que hubiera inversión extranjera. Con la finalidad de que se creara “infraestructura y empleos”.

Sin embargo las trasnacionales tenían otro objetivo, el cual no era otro que el de saquear, robar y explotar al máximo los recursos naturales y a los trabajadores, a esta práctica se le denominaba, “capitalismo salvaje”, y se valían de todos los medios para cumplir y llevar acabo sus objetivos. Los cuales no eran otros que la acumulación de capital.

Las trasnacionales se dieron cuenta de que en México había petróleo y empezaron a hacerse de los terrenos petrolíferos, a base de engaños, mentiras, asesinatos y toda una serie de marrullerías legales las cuales eran apoyadas y solapadas por los gobiernos Federal, Estatales y Municipales, de tal forma que los dueños de las trasnacionales no solo se apropiaron de terrenos sino que de grandes extensiones de tierra, las cuales tenían controladas y sometidas con pistoleros a sueldo, incluso llegaron a tener ejércitos con los cuales sometían a poblaciones enteras, con el fin de resguardar sus bienes e intereses.

Para llevar a cabo sus labores “contrataron” a trabajadores mexicanos, a quienes les pagaban salarios de hambre, incluso muchas trasnacionales les pagaban a cuenta de raya, de tal forma que en lugar de recibir, salían debiendo. No tenían ningún tipo de prestación social ni médica.
En el siglo XX las trasnacionales petroleras llegaron a México, invitadas por el gobierno federal, quien se comprometió con darles una serie de beneficios, consistentes en la protección legal, política y económica, de tal forma que las trasnacionales eran protegidas jurídicamente, existen muchos casos en que los dueños de los terrenos trataban por la vía legal de hacer valer sus derechos e intereses, pero los juicios favorecían a las trasnacionales, en los casos de asesinatos de dueños de terrenos, de personas que estaban en contra de las trasnacionales, de personas que por las actividades de las empresas echaban a perder sus terrenos, etc., quienes salían favorecidos eran las trasnacionales. La corrupción y el servilismo estaban a favor de los “inversionistas”, quienes estaban exentos de impuestos, de tal forma que solo ganaban, no aportaban nada al País.

El robo, el saqueo y la explotación eran el sello de las trasnacionales. Las cuales siempre estuvieron protegidas por los gobiernos Federal, Estatales y Municipales, donde tenían sus centros de actividades.

En 1910 estalla la revolución mexicana:

Durante el proceso revolucionario las trasnacionales no fueron afectadas, las concesiones que les otorgo Porfirio Díaz fueron hasta por 50 años, sin cobrarles ningún tipo de impuestos. Del 7 de noviembre de 1911 al 19 de febrero de 1913 Francisco I. Madero trato de imponerles un impuesto de 20 centavos por tonelada de petróleo producida, por medio de un timbre fiscal. La respuesta de las trasnacionales básicamente las gringas no se hicieron esperar, empezaron a atacar política y económicamente al gobierno de Madero, el 5 de febrero del 1913 Madero informo al presidente Taft de USA que el embajador Henry Lane Wilson lo había amenazado con el desembarco de marines estadounidenses. Sin embargo el hostigamiento continúo y en la embajada de USA en México, orquestaron un golpe de Estado que encabezo Victoriano Huerta, el 23 de febrero de 1913 es asesinado Francisco I. Madero junto con el vicepresidente José María Pino Suarez.

En 1917 se formula la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, uno de los artículos que más trabajo les dio a los Constituyentes fue el 27, que a pesar de quedar redactado y ser un mandato Constitucional, no se lo pudieron aplicar a las trasnacionales, tuvieron que pasar 21 años y aun así el artículo 27 no se les aplico a dichas corporaciones.

Es conveniente señalar que uno de los puntos en los cuales no se ponían de acuerdo era en manos de quien quedaría la responsabilidad o titularidad de los recursos naturales y energéticos. De tal manera que el razonamiento fue: que no podían quedar en manos del gobierno, porque ya se sabía “cómo habían actuado”, tampoco podía quedar en manos de particulares, porqué “también ya se sabía cómo actuaban”. Por tanto debían quedar en manos o poder del pueblo, de tal forma que se acordó que estos recursos serían propiedad de la Nación, de tal forma que la Nación son todos y cada uno de los mexicanos desde el recién nacido hasta el más longevo, así es que Constitucionalmente todos los mexicanos éramos dueños de Pemex de CFE, etc.

Esto hasta el 2013, cuando Enrique Peña Nieto y secuaces, así como todos los partidos políticos (pacto por México), hacen la Reforma Energética y dictaminan un nuevo dueño, ni nada más ni nada menos que el gobierno. Lo anterior cuando ya está más que comprobado que Peña Nieto es un corrupto, cínico, tranza e inmoral, así como todo su gabinete y colaboradores.

Con esta acción despojaron y le robaron al pueblo de México, a la Nación, una de las riquezas más grandes e incalculables. Que había sido conquistada mediante una revolución donde murieron más de 200 mil mexicanos y mediante una lucha político-sindical que dieron los trabajadores petroleros junto con el pueblo de México a las trasnacionales, hasta que fueron Nacionalizadas y expulsados los invasores. Hasta el momento no se sabe cuántos fueron el número de muertes de este episodio histórico, para lograr la Nacionalización de la Industria Petrolera. Pero Peña junto con los neoliberales de todos los partidos en el 2013 le otorga nuevamente a la inversión extranjera uno de los negocios más rentables del mundo.

Siguiendo con nuestra exposición, los trabajadores petroleros durante años se estuvieron organizando, hasta que lograron que en 1935 no hubiera una sola compañía que no tuviera un sindicato, pero para ese momento todos estaban dispersos y no es hasta principios de 1936 que lograron reunirse y mediante una serie de arreglos conformaron el sindicato petrolero a nivel nacional, al cual denominaron “Sindicato Petrolero de la Republica Mexicana”.

En ese mismo año 1936 el sindicato presento ante la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje su Contrato Colectivo de Trabajo, asimismo demando a las compañías un aumento de salarios y prestaciones, el cual ascendía a unos setenta millones de pesos aproximadamente, las trasnacionales solo ofrecieron 14 millones de pesos, decían que pasaban por momentos económicos malos. Al ver que no llegaban a ningún acuerdo y que el conflicto llegaría al estallamiento de huelga, intervino el gobierno de Lázaro Cárdenas, logrando que empresas y sindicato llevarán acabo una convención obrero patronal, que duro 120 días, un promedio de 4 meses. Pero no llegaron a ningún acuerdo.
El 27 de mayo de 1937 estalla la huelga petrolera. A pesar de la intervención del Departamento del Trabajo y de la “intervención personal de Lázaro Cárdenas”. Las trasnacionales vuelven a señalar que no cuentan con recursos económicos para hacer frente a las peticiones de los trabajadores. De acuerdo con la ley de esos momentos, el gobierno designo tres peritos para que en un plazo de 30 días presentara ante la Junta el estado financiero de las empresas y un informe donde explicaran sus proposiciones para resolver el conflicto. Los resultados del dictamen salieron positivos, las empresas habían obtenido ganancias que con facilidad podían cubrir con las peticiones de los trabajadores, las cuales estaban acordes y vigentes con los demás Contratos Colectivos.

Las empresas dijeron que si el laudo salía a favor de los trabajadores no iban a acatarlo y menos si se les imponía algo que no hubieran ofrecido conceder. El 18 de diciembre de 1937 salió el laudo a favor de los trabajadores, las compañías acudieron a impugnar, a la Suprema Corte de Justicia. El 1 de marzo de 1938 fue confirmada la sentencia de los Tribunales del Trabajo por unanimidad. De tal manera que la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje, tenía 72 horas para que se cumpliera el Laudo.

Las trasnacionales ya no podían eludir su responsabilidad contraída y las nuevas responsabilidades contractuales que habían sido reconocidas como justas en los tribunales. Las empresas respondieron negativamente y con altanería, los trabajadores solicitaron que la Junta declarara terminado el Contrato Colectivo de Trabajo, en seguida declaro a las empresas en rebeldía porqué se negaron a acatar el fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.   
Las compañías estaban acostumbradas a someter a los gobiernos a sus antojos, por eso es que no cedían en sus posiciones, pero cuando vieron que el Contrato Colectivo de Trabajo había sido declarado insubsistente y  momentos antes de que Lázaro Cárdenas expusiera su decreto de expropiación, las trasnacionales estuvieron de acuerdo en pagar los 26 millones por concepto de salarios caídos y de firmar el CCT. Pero ya era tarde.

Los representantes de las trasnacionales desdeñan y desafían al gobierno y las Leyes de México, incluso en una reunión que se llevó a cabo entre los representantes de las empresas y en la que participo Cárdenas, les estaba diciendo que acataran lo que habían dictaminado las autoridades y que él se comprometía a que sus actividades continuarían. Es interrumpido por uno de los participantes ¡y tú quién eres!, se dice que Lázaro se levantó y se fue muy molesto de la reunión, que inmediatamente le dijo a Francisco J. Mújica, prepara un buen documento porque vamos a Nacionalizar o expropiar la Industria Petrolera. Algunos Investigadores señalan que Mújica consulta a León Trotsky quien apoyo en la elaboración del documento que es leído por Lázaro Cárdenas aquel 18 de marzo de 1938 cuando se nacionaliza la Industria Petrolera.

Hay que señalar que el conflicto político-laboral entre los trabajadores petroleros y las trasnacionales, dio como resultado que la sociedad mexicana se pusiera en contra de las trasnacionales y apoyara la lucha que llevaban a cabo los trabajadores petroleros, en ese sentido cabe indicar que el movimiento de los petroleros tenía mucha simpatía por el pueblo de México. Había muchas expresiones y manifestaciones de todo tipo en ese sentido.

Es de importancia señalar que había un descontento generalizado por el pueblo de México en contra de las trasnacionales, que las instituciones Jurídicas del País le dieron la razón a los trabajadores petroleros, que los intelectuales de aquella época se manifestaban en contra del proceder de las empresas extranjeras, además de que era muy conocido en esa época el intervencionismo de otros Países y en especial de USA. También era muy notorio y conocido la forma en como dichas empresas se burlaban de los trabajadores, del pueblo y de las leyes mexicanas.

De tal forma que cuando Lázaro cárdenas tiene el conflicto con las trasnacionales y decide expropiar la Industria Petrolera, es porque ya no le quedaba de otra. Si no hacia algo fuerte en contra de las trasnacionales, quería decir que estaba de acuerdo en que se siguieran burlando y se salieran con la suya.

Por eso es que después de haberle dado lectura por radio al documento que hablaba sobre la nacionalización de la Industria Petrolera, de manera espontánea se hace una fiesta Nacional, y el 23 de marzo hay una manifestación multitudinaria de apoyo a esas acciones, donde se señala que participaron más de 200 mil manifestantes, los cuales pasaron frente a palacio nacional durante todo el día.

Desde entonces hasta apenas hace 4 años, la conmemoración de la expropiación petrolera que se llevaba a cabo año con año y se consideraba una fiesta nacional en donde las trasnacionales habían sido expulsadas al grito de ¡no volverán!

Es de importancia señalar que desde el momento en que las compañías extranjeras fueron expulsadas del País y expropiados sus bienes en 1938. De manera espontánea se hicieron grandes colectas en dinero y especie para pagar o indemnizar todos los bienes de las empresas, donde aportaron desde llaves de cobre, huevos, gallinas, cerdos, joyas, costuras, dinero, etc. Las cantidades de dinero que entregaron los gobiernos mexicanos para finiquitar la deuda a las compañías extranjeras también era del pueblo, el gobierno no tiene dinero, lo obtiene mediante la recaudación de impuestos. Por eso es que la Industria petrolera de México era propiedad de la Nación. Fue el pueblo de México quien pago todos los bienes e indemnizo a las trasnacionales.

Después de la nacionalización de la Industria petrolera:

Cuando son expulsadas del País los representantes de las trasnacionales, se reían y decían que rápidamente los mandarían llamar porqué los mexicanos no tenían el conocimiento ni la capacidad para echar a andar la Industria, se llevaron las herramientas, las formulas, etc. Sin embargo los trabajadores petroleros, con escasos recursos y sacrificios impulsaron la industria petrolera, convirtiéndola en una de las empresas más rentables del mundo.  

Los diferentes análisis que se hacen de manera seria a Pemex demuestran que es una de las empresas más rentable, fuertes y competitivas del mundo. Lo que siempre han dicho los diferentes gobiernos neoliberales que Pemex está en quiebra, que no tiene tecnología, que es obsoleta que trabaja con números rojos, etc., no es otra cosa que una mentira, donde todos los gobiernos neoliberales han contribuido para destruir a Pemex y simplemente tratan de desprestigiar a la empresa para privatizarla y entregarle este gran negocio a la iniciativa privada en particular a las trasnacionales.

En 2012 Pemex, debido a sus bajos costos de operación y producción se consideró como una de las empresas más competitivas y rentables del mundo, no obstante, en el 2013 Peña Nieto impulsa su reforma energética de tal forma que en la actualidad la mantienen en proceso de extinción, porque quieren privatizar todas las áreas de dicha empresa.

En el momento actual le están poniendo énfasis a la venta de zonas de explotación de crudo en aguas profundas y en aguas someras, etc., con lo cual le están entregando a las trasnacionales una riqueza incalculable en reservas de hidrocarburos las cuales equivalen a más de 7 billones de dólares. Se calcula que para el 2018, México tendrá  14 mil 92 millones de petróleo crudo de reservas probadas.
Pero el gobierno de México se ha empeñado en vender el crudo y comprar el producto ya elaborado y/o procesado. De tal forma que más del 60% de las gasolinas y diésel que se consumen en el País son importadas, básicamente de USA. El gobierno mexicano compra Las gasolinas más baratas y a los mexicanos se las vende más caras, además de imponerles una serie de impuestos con los cuales se incrementan en más del doble su costó real, ya que debería de costar cuando mucho 8 pesos por litro, en la actualidad cuestan más del doble. 

Los energéticos, refiriéndonos básicamente al petróleo y la electricidad, son los elementos básicos que mueven y le dan sustento a todas las actividades económico-sociales. De tal forma que USA se ha estado apropiando de los recursos energéticos en varias partes del mundo, incluso mediante guerras, acuerdos comerciales, etc., en México desde 1982 cuando el gobierno de Miguel de la Madrid adopta el neoliberalismo como política económica hasta el momento actual, los diferentes gobiernos que han desfilado por los pinos han estado aplicando todo el proyecto de USA para quedarse con nuestros recursos naturales y energéticos.
De tal forma que 30 años después en el régimen de Enrique Peña Nieto, con sus famosas Reformas Estructurales, sobre todo la reforma energética, le han entregado al capital financiero Internacional y en especial al de USA los recursos energéticos, que eran propiedad de la Nación.
En menos de dos décadas México perdió su soberanía energética, la cual difícilmente en el corto plazo podrá recuperar. En el momento actual depende del 60% del suministro de las gasolinas vía importación de USA. Más del 70% de la energía eléctrica está en manos de particulares y en especial de las trasnacionales.

Como se podrán dar cuenta estamos en manos del gobierno gringo y en el momento actual con Donald Trump, estamos perdidos. Las bravatas que algunos secretarios de Estado y el Propio Enrique Peña Nieto lanzan, en contra de lo que está haciendo el gobierno de USA, no son otra cosa que chiquilladas. En un plan serio, si Trump dice que no se le venda gasolina a México y que le deje de suministrar electricidad, en pocos días acaban con México.

En 1938 cuando es decretada la expropiación petrolera, es porque las trasnacionales petroleras ostentaban un poder político y económico para poner en riesgo la existencia del Estado y de la Nación. Las ganancias que tenían por el saqueo de los recursos naturales y energéticos eran incalculables, la explotación que hacían con los trabajadores era brutal e inhumana, no pagaban ningún tipo de impuestos y los “timbres” que llegaron a pagar eran irrisorios. De tal forma que tenían en la miseria al trabajador y al erario público. Todas las ganancias que obtenían estas empresas se las llevaban, en México no hacían ningún tipo de inversión.

Con la reforma  energética (2013) las trasnacionales petroleras ya tienen manga ancha para saquear, robar los recursos naturales y energéticos, así como explotar al trabajador. Nuevamente como hace cien años las trasnacionales petroleras tienen el poder político y económico para someter al gobierno y a la Nación. Por eso es que se dice que Peña hizo que el País retrocediera cuando menos 100 años.  Pero ahora con la modalidad que las trasnacionales están bien protegidas y resguardados sus derechos e intereses, porque las leyes de este País están hechas para que no tengan ningún tipo de problemas y si lo tienen Constitucionalmente están bien protegidas.  

Todo lo anterior se los debemos a los traidores y vende Patrias, desde Miguel de la Madrid hasta Enrique Peña Nieto.   

Los dizques dirigentes petroleros solo se han dedicado a su enriquecimiento propio, el robo y el  saqueo son su carta de presentación, son los que venden el trabajo en pleno siglo XXI, venden todo a los trabajadores petroleros quienes son sus clientes cautivos. Por eso a los charros del STPRM les dicen los vende todo.

Carlos Antonio Romero Deschamps y secuaces, ya están más que comprobados sus actos delictivos y corruptivos, pero han sido solapados, protegidos y les otorgan impunidad, desde el gobierno de Carlos Salinas de Gortari, hasta el de  Enrique Peña Nieto. Su flamante Senador/charro, en este proceso de desmantelamiento y venta de Pemex, solo se la paso mirando. No hizo nada por defender la industria, mucho menos por defender el CCT. Otro traidor.     


¡¡¡Fuera Peña!!!      ¡¡¡Viva la lucha del pueblo de México!!!




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada